Vinos y diezmos en México: prácticas recaudatorias en Santa María de las Parras

  • Sergio Antonio Corona Páez Universidad Iberoamericana Torreón
Palabras clave: Santa María de las Parras, vitivinicultura, diezmos, producción agropecuaria, México colonial

Resumen

La práctica católica de entregar diezmos y primicias de la producción agropecuaria se remonta muy atrás en el tiempo. En 1501, 18 años antes de la llegada de Cortés, el Papa Alejandro VI otorgó a los reyes de España la facultad de recaudar los diezmos de las iglesias americanas. Una vez conquistada y/o colonizada la Nueva España, esta práctica arraigó profundamente. El caso particular de la jurisdicción parroquial de Santa María de las Parras no fue una excepción. Los diezmos se pagaban en especie, primero a la catedral de Guadalajara, en Nueva Galicia y, a partir de 1620, a la de Durango, en la Nueva Vizcaya. Dado que el obispado de Durango no contó con una bodega en Parras para beneficiar la uva diezmada sino hasta entrado el siglo XVIII, surgieron diferentes formas y arreglos para que los cosecheros diezmaran sus vinos y aguardientes. Por otra parte, los diezmos de 1786 nos muestran, con mucha claridad, la naturaleza y estructuración de la economía parrense.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Biografía del autor/a

Sergio Antonio Corona Páez, Universidad Iberoamericana Torreón

Sergio Antonio Corona Páez es maestro y doctor en Historia por la Universidad Iberoamericana Santa Fe (México). Actualmente se desempeña como Director del Centro de Investigaciones Históricas de la Universidad Iberoamericana Torreón, donde funge asimismo como académico, investigador y docente. El doctor Corona Páez es miembro de la Academia Melitense Hispana de Madrid, del Seminario de Cultura Mexicana,y de varias asociaciones de historia económica y social de México y del extranjero.

Citas

AHAD. Archivo Histórico del Arzobispado de Durango. México.

Manuscritos

AHCSILP, Exp. 353. “Testimonio de la nueva entrega de los aperos y casa

del Xmatorio de este pueblo a Dn. Ygnacio Noreña y Bárcena,

administrador de ellos, por Dn. Lorenzo Manuel Camacho, su

arrendatario, presente el Sr. Vicco. Roxas y Notario”. 1759.

Catálogo de Rick Hendricks, documento AHAD-160, 0047 “Cuenta del

Año de 1786 de los productos y ventas de esta Casa Diezmatoria

del Pueblo de Parras. Administrador Riaño”.

Estudios Avanzados 14: 113-143

Libros

Corona Páez, Sergio Antonio [1679] (2000). Una disputa vitivinícola en

Parras Torreón, Universidad Iberoamericana Torreón y Ayuntamiento

de Saltillo. ISBN 968-5162-06-9.

_________________________ [1825] (2000). Censo y estadística de Parras

Torreón, Universidad Iberoamericana Torreón y Ayuntamiento de

Saltillo. ISBN 968-5162-07-7.

Corona Páez, Sergio Antonio, y Sakanassi Ramírez, Manuel (2001).

Tríptico de Santa María de las Parras. Notas para su historia, geografía

y política en tres documentos del siglo XVIII. Torreón, Universidad

Iberoamericana Torreón y Ayuntamiento de Saltillo. ISBN 968-

-10-7.

Corona Páez, Sergio Antonio (2004). La vitivinicultura en el pueblo de Santa

María de las Parras. Producción de vinos, vinagres y aguardientes bajo el

paradigma andaluz [siglos XVII y XVII]. Torreón, Ayuntamiento de

Torreón. ISBN 968-7772-69-7.

________________________ (2008). Apuntes sobre la educación jesuita

en La Laguna: 1594-2007. Torreón, Universidad Iberoamericana

Torreón. ISBN 968-5162-38-7.

Diccionario de la Lengua Castellana (1817). Real Academia Española, quinta

edición. Madrid.

Jáuregui, Luis (1999). La Real Hacienda de Nueva España: su administración

en la época de los intendentes 1786-1821. México, Universidad

Nacional Autónoma de México. ISBN 968-36-7345-7.

Menegus Bornemann, Margarita y Aguirre Salvador, Rodolfo. (2006)

Los indios, el sacerdocio y la universidad en Nueva España. Siglos XVIXVIII.

México, Centro de estudios sobre la Universidad, UNAM

– Plaza y Valdés. SBEN-FBF-BJ35

Ríos de los, Francisco Emilio. (1999) Nahuatlismos en el habla de La Laguna.

Torreón, Programa Cultural Enlace Lagunero.